>CosasdeMotor.es

Mantenimiento de los frenos del coche

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Licencia CC de atribución / Aabalo

La función de los frenos es la de permitir la detención del vehículo, a partir de la transformación de la energía de movimiento en energía calorífica. La fuerza de frenado debe asegurar una rápida detención de las ruedas pero sin llegar a bloquearlas. Para que eso sea posible es fundamental que tengas en cuenta las condiciones de la vía y el estado general de los mecanismos de tu vehículo (neumáticos, suspensiones, etc.)..

Los frenos pueden ser de tambor o de disco, y algunos fabricantes lo que hacen es combinarlos, montando los frenos de disco en las ruedas delanteras y los de tambor en las traseras.

Para su correcto mantenimiento:

  • En las revisiones previstas por el fabricante, se revisa visualmente el desgaste de pastillas, discos, zapatas y tambores (es conveniente no apurar estos componentes, ya que de esta manera su eficacia será siempre máxima).
  • Es aconsejable que realices revisiones previas a las de la ITV, siendo conveniente que se verifique con frenómetro el poder de frenado en cada rueda y también la eficacia del circuito (desde la bomba hasta los frenos de rueda).
  • Pide también una comprobación de la eficacia del freno de estacionamiento y si es necesario se procederá a su tensado.
  • El nivel del líquido de frenos deberá mantenerse dentro de unos límites, y por eso deberás revisarlo de forma periódica y sustituirlo según las recomendaciones del fabricante (su calidad se verá más deteriorada con un uso deportivo y por la absorción de humedad ambiental ).

  • Es recomendable utilizar los recambios aconsejados por el fabricante y no modificar el sistema original.

Un sistema de frenos en mal estado causará un aumento de la distancia de frenado y restará seguridad en la conducción de tu vehículo.

Es conveniente que durante la vida del vehículo la actuación sobre el pedal de freno sea relativamente enérgica, ya que de esta manera favorecemos el desgaste y la renovación de las superficies de fricción, que siempre estarán en plenitud de condiciones.

Fuente:

Por:
Etiquetas:
Categorías: Seguridad


0 Comentarios Enviar un comentario