Indianápolis, Victoria y Guerra Civil

Lewis Hamilton volvió a finalizar en primera posición en el Gran Premio de Indianápolis el pasado fin de semana, lo que certifica su segunda victoria consecutiva, afianzando su liderato en el mundial, ya que obtuvo dos puntos más sobre su inmediato perseguidor y compañero de equipo Fernando Alonso, que acabó segundo por detrás del británico.

0 comentarios
rubenbenito
martes, 19 junio, 2007
hamilton.jpg

Fue una carrera trepidante, llena de emoción por la lucha en la cabeza de la carrera de los dos pilotos de McLaren Mercedes, que a mitad de carrera se encontraban peleando en solitario por ver quién sería el ganador. Sin noticias de Ferrari, cuyo arreón final a manos de Kimi Raikkonen no bastó para animar a nadie que no fuera su compañero Felipe Massa, que padeció los tiempos meteóricos del finés.

Mientras perdure la inoperancia de las balas rojas, la salsa en el circuito la pone el equipo británico en el que militan Alonso y Hamilton, en el que se vislumbra cada vez con mayor claridad que existe una guerra abierta entre ambos pilotos y entre el asturiano y la dirección de Ron Dennis, que desde Mónaco ha cambiado radicalmente.

El coche número uno en manos del 'Guaje' arrasó en los libres, sin embargo en las calificaciones el equipo volvió a tratar a los dos pilotos por igual, estrategia idéntica para ambos, gracias a la cuál el británico Hamilton pudo beneficiarse de la telemetría y los reglajes de su compañero y arrebatarle la 'Pole', y con ella muchas opciones de victoria.

El domingo pudimos vivir un nuevo capítulo de la historia de agravios a los que, supuestamente, McLaren está sometiendo al bicampeón español. En la recta de 23 segundos en los que el coche va a fondo, Fernando rodaba más rápido que Hamilton, y cuando estaba a punto de rebasarle, el inglés realizó una maniobra que se podría calificar de agresiva para defender su posición y no perder su trazada. En la siguiente vuelta el piloto asturiano pegó su coche al muro en lo que los analistas calificaron como una protesta airada por la estrategia de equipo, impidiendo al más rápido pasar primero, con el agravante de que el que volaba sobre el novato británico era el actual campeón del mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=90jfX_JObzk

Así las cosas, el circo de la Formula 1 se toma un descanso hasta Magny-Cours, pero la batalla en los boxes de McLaren no ha hecho más que comenzar. Fernando Alonso tiene la sensación de que está afinándole el coche a su rival y no lo va a consentir.

Contenidos relacionados

No se ha encontrado ninguno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *