>CosasdeMotor.es

Cómo aplicar una cera para el coche correctamente

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Si estás pensando en usar una cera para el coche y sacar el máximo brillo a la pintura, en este artículo te contamos todo lo que necesitas saber.

Cómo aplicar una cera para el coche correctamente

El coche está continuamente expuesto a todo tipo de agentes externos: suciedad, polvo, excrementos de ave, alquitrán del asfalto e incluso resina de los árboles. Todos estos agentes afectan inevitablemente a la pintura del coche más que lo que piensas.

Cuando la suciedad se incrusta en la pintura del coche, puede abrir poros y hacer que la chapa interna de la carrocería entre en contacto con el agua y con el aire. Esto provoca puntos de oxidación que se pueden extender y hacer más grandes.

Te cuento todo esto, por que en la mayoría de los casos no somos conscientes hasta que vemos la pintura bastante agrietada y es cuando nos damos cuenta de que tenemos que repintar la zona del coche afectada, con el coste económico que ello conlleva.

Pero para todo hay una solución y este problema se resuelve fácilmente aplicando regularmente una capa de protección a la pintura mediante el uso de una cera para coche.

La cera para el coche se encarga de tapar todos los poros y todas las imperfecciones que pueden producirse en la pintura, lo hace gracias a una capa transparente muy fina con la que repele el agua y la suciedad externa que comentamos al comienzo.

Las ceras para el coche hacen que algunos agentes más agresivos como los excrementos de ave o la resina de los árboles, que son especialmente ácidas, no penetren en la carrocería manteniendolas en la superficie hasta el próximo lavado.

No obstante, además del efecto protector, la cera para coche es muy usada para incrementar el brillo de la pintura o disimular los arañazos, consiguiendo que la carrocería refleje como un coche nuevo, por lo que cuando usas una cera todo son ventajas.

como darle cera al coche

Tipos de ceras para proteger y dar brillo al coche

En el mercado puedes encontrar todo tipo de ceras para el coche, cada una con unas características concretas, existe una gran variedad, podemos encontrar ceras específicas para coches blancos, negros o de color más oscuro, como ceras específicas para faros o cristales.

No obstante, todas coinciden en algo y es en el formato en el que se presentan, el cual puede ser de los siguientes tipos:

  1. Cera dura o sólida: Son las más tradicionales que existen y destacan por el acabado y el brillo que aportan. La aplicación de estas ceras es algo más trabajosa comparada con los otros tipos, pero el resultado y la duración es mejor.
  2. Cera líquida: Ofrecen una duración inferior a las ceras duras pero dejan igualmente un acabado brillante y reluciente en la pintura del coche. Son más fáciles de aplicar y de retirar.
  3. Cera en spray: Son las más fáciles de aplicar, simplemente tienes que pulverizar sobre la carrocería y retirar inmediatamente. Este tipo de ceras dejan un acabado muy brillante, pero la duración de la protección suele ser bastante corta.

Cómo aplicar cera al coche

Aplicar una cera para la pintura del coche es muy fácil

Para aplicar la cera en el coche simplemente necesitas de una esponja de microfibra y de una toalla de microfibra suave. Esto te será suficiente para aplicar ceras duras y líquidas.

En cuestión de minutos podrás tener la pintura del coche perfectamente protegida y brillante durante bastante tiempo.

Antes de proceder a aplicar la cera, debes tener el coche limpio y seco. Tras esto, podrás empezar pieza a pieza hasta completarlo.

  1. Pon un poco de cera en tu aplicador o esponja y comienza a extenderla por la carrocería, recargando el producto cada vez que lo necesites.
  2. Intenta aplicar la cera haciendo movimientos rectos, evita hacer movimientos circulares.
  3. Asegúrate de retirar correctamente el producto y no hagas excesiva presión sobre la pintura del coche, así evitarás marcarla y arañarla.
  4. Cuando hayas terminado una pieza completa, encera la siguiente y al terminar de encerar la siguiente, retira la cera de la pieza anterior y así hasta completar todo el coche.

En caso de aplicar una cera en spray el proceso es aún más simple. Solo tienes que pulverizar la cera en todo el exterior del coche y extenderla con una toalla de microfibra suave.

Cuando termines no solo tendrás un coche protegido para unos meses, sino que además tendrá un brillo y un acabado propio de un coche de exposición.

Disfruta de tu coche como te mereces y enorgullécete de tenerlo limpio y brillante, ¡todo el mundo se quedará con la boca abierta!

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar