Mercedes SLS, nuevo Safety Car

La nueva y espectacular creación de Mercedes, el SLS AMG, debutó en el Gran Premio de Australia como el Safety Car más potente de la historia de la Fórmula 1. En el circuito urbano de Melbourne pudimos ver por primera vez al llamado "alas de gaviota", vestido de coche de seguridad y ejerciendo como tal en una prueba del Campeonato del Mundo.

0 comentarios
jmpaniagua01
martes, 27 abril, 2010
Mercedes_SLS_Safety_by_Damian_Morys_foto



Este precioso deportivo de Mercedes monta un propulsor con 8 cilindros dispuestos en V, tiene 6.300 cc. de desplazamiento y entrega una potencia máxima de 571 CV, todo ello con un par motor máximo de 650 Nm. El SLS desarrollado por AMG pasa de parado a 100 Km. /h en 3,8 segundos y se convierte así en un vehículo perfecto para garantizar un ritmo de conducción muy alto, que no deje que tanto los frenos como los motores de los monoplazas de competición se enfríen en exceso y puedan tener problemas a la hora de reanudar la carrera.

https://www.youtube.com/watch?v=TrftKBfPU0U

El vehículo cuenta con una carrocería fabricada en aluminio Spaceframe que reduce el peso del conjunto a sólo 1.620 kilogramos. Su grupo motor está colocado en una posición muy cercana al suelo, lo que ayuda a conseguir un centro de gravedad muy bajo (más estabilidad). Los ingenieros de Mercedes han distribuido los pesos entre ejes de la siguiente manera: un 47% delante y un 53% detrás.

El tren de rodaje del SLS AMG F1 utiliza toda la tecnología procedente de la competición, como los ejes de trapecio articulado fabricados de aluminio en muchas de sus partes, que ofrecen un dinamismo y una respuesta casi perfectas. Su cambio, SpeedShift DCT AMG, es de siete relaciones y doble embrague. Dispone de cuatro programas de marcha y en el modo manual, cambiar de relación supone sólo 100 milisegundos. Su sistema de frenado está compuesto por unos discos cerámicos de alto rendimiento y de gran tamaño.

El nuevo coche de seguridad de la Fórmula 1 monta unos neumáticos 265/35 R19 delante y 295/30 R20 detrás, que descansan en unas llantas de aleación ligera de 10 radios. A diferencia del modelo de calle, el SLS SMG safety car está decorado con llamativos logotipos F1, monta unos retrovisores de fibra de carbono y el característico equipo de señalización óptica con cámara de televisión integrada. Todo ello, montado sobre una nueva estructura de carbono.

Imagen sujeta a licencia CC

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *