Análisis Hyundai i30

Hyundai i30, modelo Elantra

1 comentario
davidaguilera
viernes, 14 diciembre, 2007
Hyundai i30

El Hyundai i30 es un modelo con carrocería de cinco puertas y dimensiones semejantes a las de un Opel Astra o un Renault Mégane. Mecánicamente comparte muchos de sus elementos con el KIA cee'd y su precio ronda los 15.000 euros, aunque puede llegar hasta los 21.500 dependiendo de los extras y el motor que selecciones.

Podemos elegir entre motores Diesel (90 y 115 CV) o dos de gasolina (109 y 122 CV), y tres niveles de equipamiento: 'Classic', 'Confort' y 'Style'. Aunque recientemente, Hyundai ha añadido dos motores más, uno de gasolina con 143 CV y uno Diesel de 140 CV, y dos niveles de equipamiento nuevos: 'Style Sport' y 'Premium'. Un coche con muy buenas prestaciones desde que salió a la venta.

Es un coche muy agradable de conducir por ciudad o por carretera a un ritmo normal. La suspensión es confortable, el habitáculo está bien aislado acústicamente y todos los mandos relacionados con la conducción se manejan con mucha suavidad. Es estable y seguro en todo tipo de carreteras y se desenvuelve mejor en la rápidas; el control de estabilidad es equipo de serie en todas las versiones.

Es un modelo recomendable, por lo menos, en la misma medida que lo puede ser un Ford Focus, un Renault Megane o un Toyota Auris. Además de su buena habitabilidad, es funcional por la cantidad de compartimentos que tiene para dejar objetos. El maletero tiene un volumen de 340 l; es un tamaño normal para un coche de estas dimensiones. En el suelo del maletero hay una red para sujetar la carga y, bajo él y junto a la rueda de repuesto, huecos para objetos pequeños, algo siempre funcional y útil para los viajes.

Por ejemplo, la versión Diesel 1.6 CRDi 115 CV Style cuesta 20.560 €. A pesar de ser la de menor equipamiento disponible con ese motor, de serie tiene control de estabilidad, airbags frontales, laterales delanteros y de cortina, ordenador, climatizador, cierre automático de puertas, retrovisor interior de oscurecimiento automático, conexión automática de luces y limpiaparabrisas, y un equipo de sonido con cargador de seis discos y conexiones auxiliares USB o para un reproductor mp3.

La diferencia de precio con relación a modelos de fabricación europea no es la que había con anteriores modelos de Hyundai, como el Accent o el Elantra, pero la relación entre valor y precio del i30 es más convincente. Por ahora, hay un descuento que incluye una aportación del concesionario (que es de 841 € en la versión i30 1.4 Classic).

Todos los motores tienen cuatro cilindros y cuatro válvulas por cilindro. De gasolina hay un 1,4 l de 109 CV, un 1,6 de 122 CV y un 2,0 l de 143 CV. Los Diesel son dos variantes de un 1,6 l (90 ó 116 CV) y un 2,0 l de 140 CV. Todos los motores —salvo el Diesel más potente— van unidos a un cambio manual de cinco velocidades. El Diesel de 140 CV está asociado a un cambio de seis velocidades.

Contenidos relacionados

Un comentario en «Análisis Hyundai i30»

  1. Lean dice:

    Ese de seguro que es un verdadero cochazo con una gran estabilidad y arranque. Para los amantes de los coches els dejo un sitio muy interesante

    http://www.mejoresofertas-coches.com

    saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *