>CosasdeMotor.es

Aquaplaning, ¿sabes cómo reaccionar para mantener el control de tu vehículo?

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Como consecuencia de la generación de una película de agua en la superficie de la carretera, es habitual que los conductores experimenten un fenómeno bautizado como aquaplaning. En éste, se produce una pérdida de la tracción y del control del vehículo. Puesto que existe una mayor cantidad de agua en la superficie de lo que los neumáticos son capaces de evacuar.

Aquaplaning, ¿sabes cómo reaccionar para mantener el control de tu vehículo?

En la mayoría de los casos, en la velocidad del vehículo se encuentra la principal razón que da pie a este fenómeno. Y que provoca que tanto los frenos como la dirección pierdan eficacia. En este documento elaborado por DAPARTO es posible encontrar más información sobre aquaplaning.

¿Qué factores contribuyen al aquaplaning?

  • Velocidad: Está demostrado que el peligro del aquaplaning aumenta cuando se superan los 80 km/h.
  • Meteorología: El riesgo de sufrir esta fenómeno aumenta con la cantidad de agua que se concentra en una superficie. El peligro aumenta a medida que asciende la intensidad de la lluvia.
  • Estado de la carretera: Las curvas son una de las zonas más propensas en las que se puede experimentar esta situación. Al mismo tiempo, las superficies irregulares también tienen cierta tendencia a acumular una mayor cantidad de agua.
  • Dibujo del neumático: Para evitar el aquaplaning es recomendable que la profundidad mínima de los neumáticos sea de 4mm. Está demostrado que los neumáticos que están excesivamente desgastados drenan una menor cantidad de agua.
  • Tipo de neumático: Los neumáticos anchos presentan una mayor superficie de contacto, drenando peor el agua hacia los lados. Además, en el caso de que la presión sea baja, aumentan las probabilidades de que se produzca este fenómeno.
  • Amortiguadores: Una de las tareas fundamentales de los amortiguadores es evitar que el coche se balancee, evitando la pérdida de contacto con la carretera. Revisar el estado de los amortiguadores es fundamental para minimizar el riesgo de sufrir aquaplaning.

¿Cómo debes reaccionar cuando se produce este fenómeno?

Lo primero que se debe tener en cuenta es que mantener la calma es fundamental para poder recuperar el control del vehículo. Las manos deben permanecer en todo momento en el volante, puesto que cuando el vehículo vuelva a tener tracción, es primordial asegurar el control del vehículo.

A posteriori, conviene prestar una especial atención al embrague. Los pies deben permanecer sin tocar tanto el acelerador como el freno. No obstante, y con el objetivo de evitar cualquier posible cambio de velocidad cuando el coche vuelva a tener contacto con el suelo, es recomendable pisar el embrague.

Por último, y para poder proteger a los vehículos que se sitúan detrás, es conveniente encender las luces de emergencia del vehículo. De este modo, disminuiremos el riesgo a cualquier posible colisión.

El aquaplaning es un fenómeno que cuando se produce no se puede evitar. No obstante, si logramos mantener nuestro vehículo en el mejor estado posible, podremos disminuir el riesgo a sufrirlo.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar