>CosasdeMotor.es

¿Cómo elegir un portabicicletas de bola?

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Si eres un amante de la bicicleta y te gusta llevártela contigo a todos los sitios, uno de los complementos a los que tienes que echar un ojo, son los remolques. Como no es lo mismo transportar una bicicleta que un animal, las bicicletas necesitan de su propio soporte para poderse llevar en el remolque, lo que entendemos como un portabicis de bola. Ante tanto modelo y posibilidades, vamos a ofrecer algunas de las consideraciones que se tienen que tener en cuenta a la hora de elegir dichos portabicis, para comprar el que más nos interese.

¿Cómo elegir un portabicicletas de bola?

Qué tener en cuenta en el portabicicletas

El cabezal

El cabezal que se engancha al remolque, es la parte más importante de nuestro portabicis. Un buen cabezal es de vital importancia, ya que será el encargado de mantener las bicis en horizontal durante todo el trayecto, además de evitar que estas vibren con el movimiento. Un cabezal, debe de ser de buena calidad, para poder aguantar las fuerzas de las curvas y también del de algunas maniobras límite, como un volantazo.

Las abrazaderas

Parecido a lo que sucede con el cabezal, la calidad de las abrazaderas también es un aspecto a tener en cuenta. Estas abrazaderas están compuestas por dos elementos, la propia abrazadera y la pinza. En ambos casos, se necesita que sean robustas y que en particular, la pieza sea lo suficientemente ancha para poder sujetar cualquier marco de bicicleta.

Las guías para las ruedas

Cuando vayas a elegir tu portabicicletas, deberás tener en cuenta varios factores en cuanto a las guías para las ruedas se refiere.

En primer lugar, tienes que asegurarte que la guía, es mayor que la distancia que existe entre las dos ruedas de la bici, puesto que, si no, esta no podrá sujetarse. Lo mismo sucede con la anchura, procura tener en consideración que la anchura de tu rueda, cabe perfectamente en las guías.

Además, tienes que tener en cuenta la inclinación del mismo. El ángulo óptimo es de 15 grados de inclinación en ambos lados y estos, orientados hacia el centro. Con esta inclinación, conseguiremos que las bicicletas estarán más sujetas.

Por último, los propios soportes que se encuentran en la guía, tienen que ser móviles a la par que resistentes. De esta forma, estos se podrán desplazar y adaptar dependiendo de la bicicleta que montemos, mejorando una vez más la estabilidad de la bicicleta.

Las cinchas

Por último, las cinchas que se agarran a las ruedas, forman parte de otro elemento bastante importante dentro de este portabicicletas.

Se trata del elemento más importante en cuanto a la sujeción de la propia bicicleta se refiere y, por lo tanto, deben de estar amarrados con fuerza a los soportes de la bicicleta. Para conseguir esto, lo mejor es contar con unas cinchas de plástico duro pero que a su vez sea moldeable.

Es importante también cerciorarse de que sean lisos y no dispongan de dientes de sierra y además, contar con un pasador robusto que nos permita fijar la cincha con fuerza cuando pase por este.

Teniendo en cuenta todos estos factores, dispondrás de un portabicicletas de calidad, con el que podrás transportar tus bicicletas con la mayor tranquilidad y seguridad.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar