Cómo mantener un patinete eléctrico

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Si te gusta moverte con patinete eléctrico, sabrás lo importante que es mantenerlo en las mejores condiciones. Hay muchas cosas que puedes hacer tú mismo para cuidarlo y que te dure mucho tiempo pero nunca está de más contar con un taller de confianza para la reparación patinete eléctrico, donde puedas acudir si lo necesitas.

Cómo mantener un patinete eléctrico

Conocer los cuidados imprescindibles y los posibles fallos de tu patinete te posibilitará encontrar la solución a tiempo y mantenerlo en condiciones para que te pueda llevar siempre dónde quieras.

Limpieza del patinete después de cada uso

No es necesario ver la suciedad para que ella esté presente. Incluso si no andas por caminos de barro, el polvo del ambiente se depositará en el patinete y, a la larga, causará problemas. Además, es más sencillo limpiar después de cada uso, necesitando para ello poco tiempo, que limpiar a fondo una vez que se haya acumulado e incrustado la suciedad.

Para limpiarlo correctamente, es suficiente contar con un paño de microfibra húmedo y un cepillo pequeño y fino que alcance las partes menos accesibles pero dónde el polvo también se acumula.

Haciendo una limpieza después de cada uso evitaremos tener que hacer limpiezas más profundas en las que se necesitan más cuidados para no estropear ninguna parte sensible. Además, el patinete se verá mucho mejor limpio.

Comprar un buen candado

Si vas a salir con el patinete, seguramente habrá momentos en los que lo necesitarás dejar en la calle. Para hacerlo sin preocupaciones y sin arriesgarte a quedarte sin él, lo mejor es comprar un buen candado antirrobo. Es una inversión muy bien hecha teniendo en cuenta que lo utilizarás a menudo y evitarás no encontrar tu patinete cuando vuelvas a cogerlo para seguir tu camino.

La batería bien cargada

Para poder utilizar el patinete la batería debe estar cargada pero la importancia de cargarla adecuadamente va mucho más allá. Una batería que se carga de forma correcta tendrá una vida útil más larga y es menos probable que nos deje tirados.

Es recomendable ver las instrucciones del fabricante y seguirlas. La mayoría de las baterías se deben cargar totalmente en la primera carga, siendo aconsejable hacerlo durante 8 horas seguidas. En las cargas posteriores también se recomienda cargar totalmente aunque el tiempo de carga dependerá del nivel de la batería en ese momento.

Aunque la batería no esté totalmente descargada, cargarla es beneficioso y la mantiene en perfecto estado, evitando necesitar reemplazarla en poco tiempo. Eso no significa que haya que cargar el patinete después de utilizarlo aunque sí se recomienda hacerlo al final del día, independientemente del nivel de batería que tenga.

Cuándo la batería ya no esté en perfectas condiciones, cambiarla será la única solución y la mejor forma de no quedarnos tirados por el camino.

Revisar el desgaste de los frenos

Los frenos son un gran sistema de seguridad. Mantenerlos en buen estado es muy importante para circular con seguridad y evitar colisiones u otros accidentes.

Hay algunos puntos de los que tenemos que estar pendientes cuando hablamos de frenos. Si las pastillas de freno son visibles, puedes comprobar cómo se encuentran y reemplazarlas llegado el momento. Pero si no las ves, también es posible ver que algo no va bien por el sonido metálico que se oye al frenar.

En caso de duda, es preferible llevar el patinete a un taller y que lo comprueben allí a arriesgar quedarse sin frenos.

Cuidar los neumáticos

Mantener la presión de los neumáticos es otro aspecto muy importante para mantener el patinete en condiciones y evitar problemas y averías. La presión correcta logrará una mejor calidad de conducción, un mejor agarre y, además, protegerá los neumáticos de los temidos pinchazos, alargando también su vida útil.

Verificar las presiones recomendadas y mantenerlas no es difícil y lo podemos mirar de forma frecuente. Pero, si no lo hacemos y tenemos un pinchazo, debemos saber donde arreglar pinchazo patinete eléctrico para llevar allí el patinete y solucionarlo cuánto antes. Después, quizás queramos empezar a verificar las presiones más a menudo.

Llevarlo a un taller para revisiones

Aunque todo parezca estar bien, hacer revisiones periódicas tiene sus ventajas. Te darás cuenta de los problemas antes que surjan y conseguirás solucionarlos de forma rápida y, seguramente, más económica.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario