Historia de Smart

La idea original partió de la empresa relojera suiza Swatch, aquella que revolucionó el mercado de los relojes con sus atrevidos y originales diseños. Busco un socio para desarrollar el vehículo que, según ellos, también revolucionaría el mercado del automóvil.

0 comentarios
jmpaniagua01
jueves, 12 noviembre, 2009
Smart_by_joe

El elegido fue Volkswagen y la idea era construir un coche pequeño, de sólo dos plazas, extremadamente ágil, seguro, bien equipado, de fácil estacionamiento y capaz de moverse tanto en ciudad como en carretera. En nuestro blog dedicado al motor os contamos que ocurrió durante el desarrollo del mismo.

  • Smart; Alemania.
  • Fundada en 1993 como MCC Smart. Colaboran Mercedes y Swatch.
  • Modelos: Fortwo, Forfour, Roadster, ED (eléctrico).

Tras la negativa de Volkswagen a hacerse cargo del proyecto, Swatch, vendió la idea a Mercedes y dejó que esta desarrollara el proyecto. Se creó entonces MCC SMART (Micro Compact Car Swatch Mercedes Art). Tras varios prototipos, el Smart fue presentado oficialmente en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1997. La acogida del público fue más bien fría, a pesar de ello, Mercedes decidió seguir adelante con el proyecto.

Smart_varios_by_exfordy
Smart_homenajeFerrari_by_exfordy

La idea era realmente revolucionaria, el pequeño vehículo medía 2,5 metros de largo por 1,5 de alto y de ancho, era un biplaza puro, su motor de 600 cc estaba sobrealimentado por un turbo y su cambio secuencial de seis relaciones transmitía toda la fuerza del motor al eje trasero. Su estructura monocasco estaba construida en aluminio y a ella se unían los paneles de fibra que completaban la carrocería. Estos paneles tenían la virtud de ser fácilmente intercambiables, con lo que en un momento dado se podía cambiar el color del vehículo mediante el intercambio de los paneles.

El Smart era puro marketing, no sólo en su concepto de coche como tal, sino en su forma de venderlo. Publicidad masiva, concesionarios espectaculares en forma de torre de cristal donde los coches se posicionaban a diferentes alturas y se permitía a los futuros clientes personalizar su vehículo; combinando colores y equipamiento a través de un programa informático.

Smart_crossblade_by_exfordy

Sin embargo, los resultados iniciales de tal campaña no fueron los deseados, el público veía al Smart como un coche demasiado pequeño y caro, y en los primeros meses las ventas no alcanzaban ni por asomo a lo que tenía previsto Mercedes. Estaba claro que la carrera del Smart era de fondo, Mercedes insistió con la publicidad y poco a poco el pequeño vehículo se fue haciendo un sitio, muchas empresas lo eligieron como vehículo de reparto por su originalidad y bajo consumo, al final el Smart acabó poniéndose de moda.

Smart_roadster_by_exfordy

Smart en la actualidad es rentable para Mercedes y se preparan nuevas versiones del pequeño utilitario incluida una eléctrica.

Imágenes: logo, Vehículos

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *