>CosasdeMotor.es

Lo que hay que saber sobre la garantía de los coches nuevos

Autor: Comentar
Comparte este artículo
El Reglamento 1400/2002 del 1 de octubre del 2002, es el  marco legal para los contratos de distribución y reparación de vehículos a motor, donde quedan incluidas disposiciones importantes para los recambios del automóvil, que tiene como objetivo favorecer la competitividad en el sector de la revisión y reparación de vehículos y en el suministro de  piezas de recambio.

Lo que hay que saber sobre la garantia de los coches nuevos

La Directiva sobre Bienes de Consumo 1999/44/CE concede al consumidor el derecho legal a una compensación en caso de que el producto adquirido sea defectuoso y tiene derecho, en un periodo de dos años, a reclamar en caso de que el vendedor no repare o sustituya en producto defectuoso sin cargo alguno para él.

Se considera que un vehículo o pieza son defectuosos cuando no cumple las características especificadas en el contrato de venta -deben de ser aptos para un fin determinado-; una pieza no apta no puede ser utilizada de forma segura en un vehículo de motor y un producto defectuoso puede ser el resultado de deficiencias en su diseño o proceso de fabricación o debidos a un  transporte o almacenamiento inadecuado, o a una mala instalación.

En estos casos, el vendedor del producto defectuoso es responsable de reparar el daño sufrido por su cliente, y deberá realizar las acciones necesarias para hacer que el vehículo del comprador vuelva a funcionar con normalidad y debe de compensar al comprador del producto defectuoso.

En los  casos de desgaste normal, no se consideran defectuosos y no se incluirán dentro de las obligaciones de la garantía del fabricante de vehículos. Incluso los talleres de reparación autorizados pueden utilizar piezas de recambio suministradas por distribuidores independientes, siempre que dichas piezas tengan la misma calidad que las piezas ofrecidas por el fabricante de vehículos.

Cuando existen casos de aplicación de la garantía, revisiones gratuitas y llamadas a la revisión, el fabricante del vehículo podrá obligar a sus socios autorizados a utilizar recambios por él suministrados; estos casos citados deben diferenciarse de los casos de revisión ordinaria, mantenimiento y tareas de reparación de accidentes, que normalmente tienen lugar durante el periodo de garantía de un vehículo, y durante la vida del mismo.

Las revisiones ordinarias del vehículo,  como pueden ser el  cambio de aceite, cambio del filtro del aceite, cambio de neumáticos, recarga del aire acondicionado y reparación de pequeños golpes en la defensa delantera debido a una colisión, nada tienen que ver con reclamaciones de garantía y en dichos casos, el cliente deberá él mismo pagar la revisión o reparación.

Fuente Imagen: Javier Volcán/flickr

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados


0 Comentarios Enviar un comentario