BMW invierte en I+D

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La marca alemana BMW estrena un nuevo edificio dedicado a la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías y componentes para sus vehículos. El centro del que hablamos hoy en nuestro blog dedicado al motor cuenta con una superficie de 25.000 metros cuadrados, 2 túneles de viento y en el trabajan unos 500 ingenieros en el desarrollo de los nuevos BMW.

BMW_building_by_wonderlane


Dentro del ATC (centro aerodinámico de pruebas) de BMW se encuentra el túnel del viento más avanzado del mundo, llamado AEROLAB, su enorme turbina principal es capaz de girar a 3.000 revoluciones por minuto generando corrientes de hasta 300 kilómetros por hora. Velocidad necesaria para trabajar en coches dedicados a la más alta Competición como el mundial de Turismos.

En él, BMW, es capaz de estudiar con exactitud que es lo que sucede con las corrientes de viento generadas durante el adelantamiento de un vehículo. Esto es precisamente lo que le hace único, ya que ningún otro túnel del viento en el mundo tiene esa capacidad. Según los estudios realizados por sus ingenieros, la marca alemana ha llegado a la conclusión que del 40% de la resistencia aerodinámica que ofrece un coche proviene de sus proporciones y forma, un 30% de los neumáticos y del diseño de los pasos de rueda, un 20% de los bajos del vehículo y en el 10% restante intervienen los frenos, transmisión, motor, etc..



Una sesión de trabajo en el AEROLAB puede suponer hasta tres días para procesar cada una de las mediciones y pruebas, hay que tener en cuenta que en cada medición se analizan hasta 100 parámetros diferentes que influyen en la aerodinámica del futuro BMW.

En esta maravilla de la ingeniería los operarios pueden estudiar el comportamiento aerodinámico del coche durante la toma de una curva. Dispone de cinco pistas diferentes para distintos tipos de vehículos y cuenta con una especie de cinta metálica que se sitúa bajo el coche y simula el movimiento del mismo en el asfalto, lo cual permite el estudio de la influencia de los bajos del coche en su aerodinámica que como decíamos antes puede suponer un 20% del total.

En este edificio de cinco plantas se han utilizado más de 6.000 toneladas de acero y 36.000 metros cúbicos de hormigón para su construcción.

Imagen

Por:
Etiquetas:
Categorías: Industria


0 Comentarios Enviar un comentario