>CosasdeMotor.es

Cómo elegir una furgoneta de alquiler

Autor: Comentar
Comparte este artículo
El sector de alquileres de furgonetas lleva tiempo presenciando una generosa subida gracias a que, ya sea para realizar una mudanza o un transporte convencional, puede ayudarte a ahorrar dinero mientras disfrutas de tu viaje.

Cómo elegir una furgoneta de alquiler

En las grandes ciudades es donde más se ha notado esta subida, sobre todo en las zonas costeras que reciben cada año miles de turistas, haciendo así que el alquiler de furgonetas en Las Palmas sea un factor a tener en cuenta si te decides a visitar este hermoso lugar.

Sin embargo, es necesario que tengas en cuenta diferentes aspectos, ya que, a veces, puede que no sea una tarea fácil elegir la que más se adapte a tus necesidades. ¿Quieres saber cómo solucionarlo? ¡Entonces sigue leyendo!

Consejos para elegir la furgoneta de alquiler que más se adapte a ti

1) Seleccionando la furgoneta más apropiada

¿Cómo puedes saber qué tipo de furgoneta es la más apropiada para ti? Lo primero que tienes que saber es para qué la necesitas. Imagina que vas a cambiar de edificio de trabajo y necesitas transportar todos los muebles al nuevo lugar, en este caso necesitarás una con gran capacidad para tener que hacer los menos viajes posibles. Al existir furgonetas de muchos tipos, eres tú quien tiene la última palabra. El precio dependerá de la propia agencia, pero, dado que será por un motivo puntual, te aconsejo mirar más por tus necesidades que por ello.

Consejos para elegir la furgoneta de alquiler que más se adapte a ti

2) ¿Qué vas a cargar?

Si no vas a cargar muebles y solo documentos, no es necesario que esta furgoneta tenga una gran cantidad de espacio, pero sí el necesario para que pueda entrar todo o lo máximo posible sin tapar las ventanas traseras, o tapando el mínimo (por motivos de seguridad en la conducción).

Puede darse el caso de que tu nueva sede esté bastante lejos, en este caso es importante que te fijes en el kilometraje que es capaz de soportar el vehículo, y si la propia compañía tiene establecido algún tipo de límite.

3) Conduciendo la furgoneta

Aunque es algo bastante obvio, nunca está de más decirlo. Necesitas el carnet para poder circular con ella y, en el caso de que no dispongas de él, preguntar a algún amigo y/o familiar si te puede ayudar con este tema.

Debes entender que una furgoneta no se conduce igual que un coche convencional, el tamaño es más grande y, si no tienes esto en cuenta, puede que te surjan problemas cuando estés circulando. Si lo ves necesario, tómate un poco de tiempo en hacerte con las medidas de este vehículo hasta que te sientas cómodo.

4) Es importante revisar

Al igual que es importante conocer las medidas de la furgoneta, también lo es que conozcas las limitaciones del motor, cómo es el embrague, si los cinturones de seguridad funcionan correctamente, que los espejos no estén dañados, etc. Todas estas opciones pueden influir positiva o negativamente en tu experiencia como conductor y en tu seguridad al volante.

5) Gastos finales

Antes de firmar el contrato con la compañía, asegúrate de leerlo todo detenidamente. No estamos diciendo que te vayan a engañar, pero nunca está de más asegurarse de que no hay ningún coste oculto.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales


0 Comentarios Enviar un comentario