>CosasdeMotor.es

Cuidados de un vehículo en invierno

Autor: Comentar
Comparte este artículo
A pesar de que los coches de nueva generación, gracias a sus ayudas electrónicas, son capaces de avisar de averías, niveles bajos o de la proximidad de un mantenimiento programado es conveniente que en estas fechas cuando el frío aprieta y las condiciones de la calzada son cambiantes y peligrosas nos ocupemos de tener en perfecto estado, al menos:

cuidado_coche_invierno_de_tristanf

Líquido refrigerante del motor y líquido de lavado de faros y parabrisas: asegurar que para ambos líquidos el punto de congelación se adecúa a las temperaturas invernales de donde habitamos o de donde nos pensamos desplazar.

Neumáticos.

  1. La profundidad del dibujo no debe ser inferior de 1,6 mm. (mínimo legal), siendo de 3 mm la mínima recomendable para disponer de buen agarre al asfalto y evitar los temidos aquaplaning.
  2. La presión debe ser la recomendada por el fabricante para cada situación de carga del vehículo. Un inflado incorrecto por exceso o por defecto reduce la superficie de contacto, lo que supone menor agarre para acelerar, frenar, girar, etc.
  3. Si vive en zona de montaña o en áreas de frecuentes nevadas, lo mejor es montar un juego de neumáticos de nieve (tacos, contacto, etc.) en al menos las ruedas de tracción.
  4. Si viaja no olvide llevar cadenas de nieve adecuadas para el neumático de tracción. Practique antes su montaje. Las cadenas en spray son las menos recomendables.

Calefacción, aireación y lunetas térmicas: el sistema debe funcionar correctamente y utilizarse según manual de instrucciones. La temperatura interior debe estar entre los 20 y 21 grados, evitando que se empañen los cristales.

Motor de limpiaparabrisas y escobillas: debe funcionar correctamente y barrer sin dejar restos de agua que dificulten la visión. Es conveniente dejarlas levantadas si esperamos una nevada o temperaturas muy bajas, así evitaremos que se peguen al parabrisas.

Luces: los faros deben estar bien reglados y deben funcionar correctamente todas las lámparas. Es necesario ver y ser vistos sobre todo en horas de poca o nula luz diurna, y en las situaciones de baja visibilidad e incluso en carreteras de doble sentido.

Accesorios como rascadores, sprays anti hielo, manta de viaje, ropa de agua, guantes para colocar las cadenas, etc. nos podrán ser de gran utilidad. Y no olvides llevar un móvil (utilizándolo correctamente) con la batería cargada (si es posible también un cargador de coche) y mantener el depósito de combustible por encima de la mitad de su capacidad total.

Imagen sujeta a licencia CC de Trintan F.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Destacados


0 Comentarios Enviar un comentario