El renting flexible, la mejor opción para evitar gastos inesperados en tu empresa

El renting de vehículos existe desde hace mucho tiempo, y es una opción conocida y utilizada por empresas y profesionales. Dentro de las modalidades a las que se puede acceder, el renting ofrece diferentes alternativas de movilidad para empresas y particulares. El renting flexible es una de estas alternativas que ofrecen una mayor facilidad para acceder a un vehículo de trabajo o, incluso, una flota de vehículos de empresa.

0 comentarios
El renting flexible, la mejor opción para evitar gastos inesperados en tu empresa
adm834ha
martes, 23 abril, 2024

Solo imagina lo beneficioso que será para ti poder conseguir un coche sin plazo de  permanencia, que puedes contratar por meses, y que en la cuota están incluidos todos los gastos de mantenimiento, seguro y reparaciones. Esto sin olvidar que puedes cambiar de vehículo o devolverlo en el momento en el que quieras sin ningún tipo de penalización: si decides cancelar el servicio, no habrá gastos por ello.

Aunque lo anterior suene como algo imposible, en realidad no lo es. El renting flexible de vehículos cada vez es una opción más solicitada por empresas con la que tener un mayor control de gastos.

¿Qué es el renting flexible?

Cuando hablamos de renting flexible nos referimos a un tipo de renting de vehículos que está diseñado para empresas, pymes, autónomos, y también para particulares. Esta es una solución efectiva para una gran cantidad de personas que necesitan un vehículo de calidad, pero también una serie de beneficios.

Quizá has escuchado hablar antes del renting de vehículos, pero la modalidad tradicional anterior es muy diferente a la de renting flexible. El renting tradicional supone un compromiso a un plazo determinado y fijo, que suele ir de los 2 a los 4 años. Esto significa que, si quieres devolver el vehículo antes de ese tiempo, porque ya no lo necesites, o si por cambios en tu actividad, tu empresa necesitaría otra tipología de vehículo, tendrás que hacer frente a pagos por esa cancelación de contrato. Por eso, el renting flexible es una opción que permite a las empresas y profesionales configurar sus vehículos de trabajo según necesite en cada momento, ya sea en cantidad o tipo de vehículos. Lo mejor de este tipo de renting es que puedes tener el coche solo por un mes.

Recuerda que no habrá gastos por devolver o cambiar de vehículo.

Northgate, empresa pionera de renting flexible en España  

Si estás pensando en probar el renting flexible de vehículos, debes confiar en los mejores. En España, la empresa con la mayor oferta de servicios incluidos es Northgate, siendo, además, pioneros en ofrecer este servicio en España desde hace años. Esta empresa es especialista en vehículos industriales.

Por eso, para cubrir todas las necesidades de movilidad de empresas y profesionales, esta compañía cuenta con una gran cantidad de furgones y furgonetas que alcanzan diferentes capacidades de carga. Puedes conseguir camiones de hasta 3.500 kg que tienen temperatura controlada, así como turismos, vehículos ECO y CERO para circular por grandes ciudades y evitar las restricciones de movilidad.

¿Qué servicios incluye?

En el caso de Northgate, su renting flexible incluye ventajas como:

Sustitución de vehículos

En caso de que tengas alguna avería que implique que tu vehículo quede paralizado, podrás acceder a un vehículo de sustitución de la misma categoría para que tu actividad no pare.

Asistencia en Carretera 24h

No importa qué día o a qué hora tengas una emergencia en carretera, tendrás asistencia en carretera 24h 7 días a la semana

Mantenimiento y reparaciones

Tu seguridad es importante, por ello se encargan de todos los mantenimientos preventivos que exige el fabricante así como de las reparaciones e intervenciones que necesite tu vehículo.

Acceso a los talleres propios

Un aspecto diferencial es que cuentan con una amplia red de talleres propios por toda España. Solo deberás concertar una cita, y te atenderá su equipo de profesionales.

Principales diferencias entre un renting tradicional y el flexible

Varias son las diferencias que separan al renting flexible del tradicional. Ahora, lo más importante es la permanencia que exigen en cada caso. Cuando se trata del renting tradicional, éste te exigirá cumplir con el tiempo que has contratado, o si quieres terminar con el contrato antes, deberás pagar una penalización económica.

En cambio, cuando se trata de un renting flexible, puedes tener el vehículo el tiempo que lo necesites y devolverlo o cambiar el vehículo si así lo deseas y no tendrás que pagar una penalización. 

Por eso, otra característica que diferencia a estos dos tipos de renting es la duración media de los contratos. En los tradicionales, lo normal es que se alquilen los vehículos por un tiempo entre 2 y 4 años. En cambio, si el renting es flexible, se puede rentar con una duración mínima de un mes.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *