Rolls Royce prospera en Crisis

La legendaria casa de Derby, Rolls Royce, ve cómo la crisis financiera,  que pone en aprietos a buques insignia del sector de la automoción, tales como Volvo o Mercedes Benz, le pasa por encima como una brisa que refresca sus arcas hasta el punto de hacerle batir récords históricos.

0 comentarios
jmzgz
miércoles, 29 febrero, 2012

Rolls Royce ha visto mejorados sus beneficios en el fragor de una crisis que ha hecho disminuir el número de ricos y aumentar el de ‘super-ricos’, de manera que en un año tan crítico financieramente como el 2010, vendió 2.711 unidades, una cifra realmente elevada si tenemos en cuenta que los Rolls Royce dejan ‘pequeños’ los automóviles pertenecientes al segmento F, esa clase de coches que muy pocos pueden disfrutar.

Rolls Royce prospera en Crisis(1)

Rolls Royce ha pasado por diversas crisis a lo largo de su historia. Unas de las más graves fue la que en 1971 le hizo declararse insolvente, llegando a un escenario de bancarrota. El gobierno británico decidió entonces echar una mano a una compañía que significaba para el país algo más que una factoría de coches.

Otra de las crisis que padeció la mítica marca fue la que se resolvió entre 1998-2002 con la venta de Bentley, perteneciente a Rolls Royce durante más de 70 años, al grupo Volkswagen, siendo BMW quien obtendría los derechos del codiciado logo de la doble R. Bentley se convertiría en adelante en uno de sus más exitosos competidores.

Si 2010 fue un año bueno para Rolls Royce, las ventas de 2011 rompieron récords, alcanzando, sobre todo gracias a su modelo Ghost, un volumen como nunca en su historia: 3.538 unidades vendidas, rompiendo su propio récord del año 78, en el que había vendido 3.347 automóviles. Torsten Muller-Otvos, director de la compañía, declaró que 2011 resultó ser un año “fabuloso” para Rolls Royce.

Rolls Royce prospera en Crisis(2)

En la antítesis de las increíbles máquinas nacidas en Derby, los automóviles viejos o de cierta edad que necesitan continuas renovaciones en sus piezas, provocan otro de los éxitos de la automoción dentro de una crisis con pocos precedentes.

Las familias no suelen tener hoy muchas oportunidades para cambiar de coche, de manera que los talleres post venta y de recambio de componentes, han visto multiplicados sus dividendos de manera sensible.

Rolls Royce y los coches humildes y cansados que necesitan talleres y piezas para seguir rodando: las dos caras de la misma moneda.

Fuente Imagen Rolls Royce

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *