Análisis del Peugeot 3008

Recién salido y con la publicidad funcionando a tope, os presentamos en nuestro blog de motor lo último y más nuevo de la marca francesa del león.

0 comentarios
jmpaniagua01
jueves, 4 junio, 2009

Con aspecto de todo terreno el Peugeot 3008 todavía no lo es, está previsto que en el 2011 si aparezca una versión 4x4, de momento es un tracción delantera, sin embargo es esta estética lo que le hace diferente y atractivo.

Peugeot tiene muy claro que para incorporarse a este segmento del monovolumen medio tiene que sorprender al consumidor y ofrecer algo nuevo y diferente.
El Peugeot 3008 en su salida al mercado dispondrá de dos motorizaciones diesel HDI de dos litros con unas potencias de 150 CV y 163 CV, acoplados a un cambio manual de seis marchas.Para su construcción se ha partido de la plataforma del 308, ampliando la distancia entre ejes a los 2,81 metros. Su longitud total es de 4,36 metros, lo que le hace bastante compacto, de momento está diseñado para transportar a cinco pasajeros incluido el conductor.

Si hay algo que caracteriza a este nuevo modelo de Peugeot es su excelente insonorización. El aislamiento al que se ha sometido al motor tanto al ruido como a las vibraciones, hace que viajar en este vehículo sea una experiencia confortable y tranquila.

En su espacioso interior destaca el amplio maletero con capacidad para 512 litros de carga ampliables hasta 1.241 litros si se abaten los asientos posteriores, lo que le confiere una gran capacidad de carga que se ve favorecida por su portón trasero de dos piezas que brinda un fácil acceso al interior del vehículo.

Está lleno de huecos para llevar diferentes objetos tanto en la parte delantera como en la trasera y su calidad en los acabados es alta. El techo acristalado en prácticamente su totalidad confiere gran luminosidad y sensación de espacio.
El salpicadero del 3008 se asemeja al de un deportivo, con una consola central alta, en la que se sitúa el cambio de marchas, dos grandes relojes circulares, multitud de mandos y botones así como una pantalla retráctil que aparece sobre el cuadro de instrumentos y que nos informa digitalmente de la velocidad a la que rueda el vehículo, la velocidad seleccionada para la marcha y la distancia a la que se encuentra el coche precedente.

Otro punto fuerte del Peugeot 3008 es su suspensión, dotando al coche de una estabilidad y un confort muy elevados. Aunque no es un 4x4, Peugeot ha querido dotar a su modelo de un plus de tracción para circular por caminos no del todo asfaltados. En colaboración con Bosch ha desarrollado el “Grip Control” con cinco posiciones seleccionables mediante una ruleta situada en la consola central, adaptando la sensibilidad del control de tracción al terreno por el que circule el 3008 y haciendo las veces de la tracción a las cuatro ruedas.
En cuanto al consumo el Peugeot 3008 sorprende por lo contenido del mismo, ya que gasta 5,6 litros de media en un circuito mixto, cifra nada despreciable para un coche de su tamaño y potencia. Las emisiones de CO2 a la atmósfera se cifran en 165 gr. /Km.
El precio de partida de Peugeot 3008 en su salida al mercado es de 21.000 euros.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *